Los surrealistas en Tenerife

En mayo de 1935, las gestiones de Óscar Domínguez con el grupo editor de Gaceta de arte, dirigida por Westerdahl, hacen posible que en el Ateneo de Santa Cruz de Tenerife se inaugure la Exposición Surrealista con 77 obras pertenecientes a 20 artistas y con la presencia de André Breton, Benjamin Péret y Jacqueline Lamba, muestra que forma parte de la internalización del surrealismo pretendido por Breton. En el libro se reconstruye la historia de ese tiempo, en base a una abundante documentación, mucha de ella inédita, desde la organización, el día a día en Tenerife, el desarrollo de las actividades culturales y recreativas, el catálogo de obras, la prohibición de La edad de oro, de Luis Buñuel y un balance final, así como una tentativa de reconstrucción en 3D del salón principal del Ateneo. Se complementa con un apartado documental que incluye, los escritos en prensa y revistas de época, epistolario y testimonios de los protagonistas.